miércoles, 3 de febrero de 2010

Estos hijos de put... para quién trabajan?

Hoy se publica en La Nación de la posible convocatoria al trabajo de los 57 padres de la patria que elegimos hace 4 años, nuestros queridos diputados.

El presidente del congreso Francisco Antonio Pacheco comenta: "Solo Dios sabe si va a haber quórum o no. El domingo (día de las elecciones nacionales) será un día de mucho trabajo y donde posiblemente nos acostemos muy tarde, por lo que apelo al sentido del deber"

Yo me pregunto si este hijo de la grandísima [email protected]#*ta es conciente de que su deber es dirigir el congreso, cuyo deber es aprobar leyes y que les queda poco tiempo para hacer cosas para este país. Durante casi 4 años Costa Rica, sí, usted y yo, le hemos estado pagando para que haga su labor. Yo no creo que Liberación Nacional ni Laura Chinchilla haya sacado un cinco para redondearle el sueldo a este mae.

Este es un mensaje claro para esos 57 cara de barro que "trabajan" en Cuesta de Moras:

Ustedes infelices trabajan para mi, si se les convoca el lunes, el lunes llegan bola de vagos. Me vale una completa mierda si están de goma por la tomadera de guaro de la noche anterior o si aún andan hechos una bomba de mocos por la derrota.

Ya es hora de que estos inútiles hagan conciencia que desde el momento en que son elegidos se deben y trabajan para el país, no para un partido ni para un candidato.

12 comentarios:

GAlcidesS dijo...

Aaaaaaaaméeeeeennnnn.

andrés dijo...

Bien x eso men, totalmente de acuerdo...!!!!! Totalmente...

Mario dijo...

Mae, mandese para presidente de la asamblea... tiene mi voto!

Edwin dijo...

A veces se nos olvida que los empleados públicos deben responder, antes que a su jefe y por un mero asunto moral, a nosotros los ciudadanos que pagamos sus salarios.

Les guste o no!

Dean CóRnito dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Dean CóRnito dijo...

Estoy de acuerdo en principio con el comentario, y sobre todo por la razón que explica Edwin. Pero dejémonos de varas: el país anda mejor cada vez que la Asamblea está en receso. Es más barato pagarles el salario para que no hagan nada, que tenerlos haciendo las animaladas que hacen el 90% del tiempo.

Alvaro dijo...

Siempre es lo mismo. Estos diputados nunca dejarán de ser unos carebarros y mientras hay gente que trabajan como bestias por una cochinada de salario, estos diputados ganan millones por no hacer ni miérrrrrcoles.

Porqué creen que hay tanto interesado en ser diputado, por amor a la patria? Sí cómo no?

Saludos,

Costa Rica sumergida dijo...

Pagarles por hacer nada? podría funcionar... Si están en las casas no están inventando viajes al exterior con plata del pueblo, ni pidiendo almuerzos ni gastando luz, agua y teléfono en sus oficinas.

Sí podría funcionar :)

KagosaVampire dijo...

Super de acuerdo con vos!!
Carebarros!!
Todos pueden venir y lamerme la suela del zapato, hps!!!

PD. Tenés mi voto jejejeje

Costa Rica sumergida dijo...

jajajaja gracias por el voto! Algunas veces he pensado que cuando sea roquillo y tenga pinta que de algo sé, no sería mal meterse a hacer algo por este país, tal vez no en política pero sí en algún grupo que busque lo mejor por este pedacillo de tierra que todos queremos tanto.

Anónimo dijo...

I have been hunting for a long time for this! Finally I found your posting on Yahoo.

Thanks.

CHING
[url=http://indianajonesdvd.dateredheadz.com/]he said[/url]

Joha dijo...

Nada nuevo, esa gente no sabe que es trabajar de verdad. Me gustaría que visitaran a amigos míos que trabajan 10 diarias y hasta 12 si hay mucho trabajo.

Es terrible como la gente "bombeta" es la que dirige al país. Esa gente politiquera que gano fama no por méritos sino por argolla, por andarle haciendo cochinaditas a un partido. Y luego quieren hacernos comer el cuento que su curriculum es merito de su inteligencia y no de sus patas. Si claro!

¿Como van a saberle responder al país... personas exitosas por sus ambiciones personales y no por sus méritos en servir a un grupo? Hay que agradecer que por lo menos trabaja, porque no hay de donde atenerse.